Ranking Cuisine: 4 VINOS PARA FESTEJAR EL CARNAVAL ANDINO

El 2 de marzo los pueblos del Altiplano andino y boliviano llevan a cabo la ceremonia del Desentierro del Diablo y por una semana se festeja el carnaval. En la ciudad, nosotros hacemos lo propio con bombitas de agua y nieve artificial. La fiesta de las mil versiones une a todo el planeta bajo la misma consigna: “somos paganos y queremos demostrarlo”. En Cuisine no nos quedamos afuera y por eso te recomendamos cuatro vinos para tomar en la semana de Carnaval.

por ANA PAULA ARIAS


TERRITORIO CABERNET SAUVIGNON 

(AMALAYA - CAFAYATE, SALTA) (92 PTS.)


El Dios del Sol Inti, que aparece entre la concurrencia del carnaval, es el dador de la vida. En Cafayate el sol hace de las suyas para convertir a las uvas tintas en un vino con taninos dulces y buena concentración. Territorio no sólo es uno de los vinos salteños con mejor relación precio-calidad, sino que también le hace honor al Dios andino con su color intenso y su aroma fragante. Un pequeño lujo que se consigue en el súper.




 

BENMARCO CABERNET FRANC 

(SUSANA BALBO WINES - VALLE DE UCO, MENDOZA) (94 PTS.)


El Diablo suelto representa aquellos placeres que reprueba la religión. Y este vino está tan bien que parece una falta a las buenas costumbres, pero no lo es. El Cabernet Franc de Susana Balbo es una joya de Altamira que tenés que probar. Es pecaminoso, sí, pero no de una manera peligrosa, o al menos eso parece.




 

SIKURI SYRAH 

(FERNANDO DUPONT - MAIMARÁ, JUJUY) (93 PTS.)


Sikuri es una palabra aimara que alude a quien se encarga de tocar el siku (o sikus), ese instrumento de viento tan típico de la zona andina. Escuchar al sikuri en las comparsas del Noroeste argentino es conmovedor y al mismo tiempo muy divertido. Este vino de alta concentración y buen cuerpo sirve para ponerse a tono con las festividades de marzo y llevarte la melodía de los sikuris estés donde estés.





FINCA LAS NUBES TORRONTÉS 

(FINCA LAS NUBES - CAFAYATE, SALTA) (93 PTS.)


Con el entierro del Diablo, una semana después de empezado el carnaval, vuelve todo a la normalidad. La excitación de saber que el Diablo anda entre los mortales termina cuando comienza la rutina, y este fin de fiesta se afronta con una copa de Torrontés en la mano. Los Mounier, hacedores y arquitectos de los vinos de Finca Las Nubes, lo dan todo para que en este blanco encuentres un pedacito de Cafayate y seas feliz.




Categoría Buena Vida

Comentarios