R Cristal y el fascinante mundo de la cristalería de calidad hecha en Argentina

Los socios del Club Cuisine&Vins saben que nuestras degustaciones son el escenario en el que pueden probar, todos los meses, los mejores vinos de distintas bodegas de todo el país. Claro que, más allá del vino, la excelencia de estas catas se refleja en todos los detalles, y por eso usamos, por ejemplo, copas de altísima calidad. Para saber un poco más sobre ellas, estuvimos hablando con Cecilia Ruiz, directora de R. Cristal, la empresa más innovadora y vanguardista del país en materia de copas, vasos y cristales de todo tipo.

por MÁXIMO PEREYRA IRAOLA



¿Cómo fueron los inicios de la compañía?

Nos iniciamos en 2001, como sustitución de la importación. Como ya no se podía importar más, nos dimos cuenta de que había un mercado importante, y empezamos a trabajar en productos nacionales, sustituyendo lo que hasta ese momento traían las bodegas y otras empresas, de afuera. Para sorpresa de muchos bodegueros, al trabajar con nosotros podían ver las copas en vivo y en directo, algo que les parecía increíble ya que hasta entonces compraban todo por catálogo. Así, en ese momento de crisis absoluta para el país, nosotros vimos la oportunidad, no nos dejamos vencer y construimos el negocio.


¿Qué tipos o variedades de productos ofrecen?

Si bien nosotros comenzamos replicando copas de vino y espumante, después empezamos a tener modelos propios, y desarrollamos también en conjunto con muchas bodegas diseños especiales y exclusivos; con cada una hicimos un trabajo diferente. Así realizamos, en su momento, copas como la del espumante María, la del oporto Malamado, una copa para Baron B, y después hubo desarrollos propios. Fuimos ampliando nuestro portfolio, y hoy tenemos copas de vino y de espumante, pero también floreros, platos, e incluso desde hace un tiempo, cuando surgió el tema de las cervezas, una línea de vasos y copas para dicha bebida. Además contamos con una línea de coctelería. En su momento pudimos fabricar, una línea exclusiva de floreros y objetos artesanales con vidrios de colores; eran piezas únicas, con cristales como el de Murano pero hechos en Argentina. En el contexto actual es difícil producir esa línea, pero de todas formas ofrecemos más de 300 productos.


¿Cómo está compuesto el equipo de personas que trabajan en R. Cristal?

En este último tiempo, debido a los cambios a nivel macro que atravesamos en el país, hicimos varios cambios internos, y hemos sumado software como para apoyarnos más y estar más ordenados a nivel administrativo; eso nos permitió sumar gente en el equipo de ventas. Somos dos socios, mi marido y yo; yo estoy en el área netamente comercial y enfocada en la publicidad, marketing y desarrollo de nuevos productos y Federico, está en el área administrativa y de finanzas. Nuestros sectores se dividen en Ventas, Administración, Logística y depósito, Departamento de grabado y Comercial externo. En fabrica, además, nos acompañan tres plazas de maestros vidrieros, un ingeniero químico y personal de control de calidad y despacho.

¿Con qué tipos de clientes suelen trabajar?

Nosotros nos iniciamos como una empresa venta mayorista; en este momento atendemos a cerca del 80% de las bodegas argentinas. Además, trabajamos con hoteles, restaurantes y bares de Mendoza, y tenemos también un público consumidor final, en nuestro local, otro canal es a través de las redes y plataformas digitales. En cuanto a lo digital, de hecho, estamos invirtiendo en mejoras en este momento: tenemos ya ventas online y esperamos mejorar el canal ya que entendemos que el mercado ha cambiado, y queremos acompañar ese cambio. Convivimos en un mismo lugar mayoristas y minoristas. Las vinotecas, por otro lado, son otro de nuestros fuertes, y estamos ahora abriendo canales de distribución en Santa Fe, Córdoba y Rosario.


¿Cuáles son sus proyectos a futuro?

Entendemos que tenemos que focalizarnos en la venta online, y pretendemos crecer bastante en ese sector, no solo con el consumidor final sino también con las ventas mayoristas en todo el país. Estamos por empezar en breve a trabajar con dropshipping para nuestros clientes mayoristas; eso es todo un proyecto, ya que implica pasar a pensar el negocio de otra forma. Por otro lado, a partir de agosto, comenzaremos a representar a nivel nacional la prestigiosa marca italiana RCR Crystal, que trabaja con productos innovadores y vanguardistas para coctelería, destilados y vinos aplicando tecnología de ultima generación. Esto nos dará el impulso que necesitamos para acompañar un mercado más especializado y exigente que está en gestación; son líneas que no solo se distinguen por su estética, diseño y vanguardia, sino también por su tecnología de alta resistencia.


¿Qué cosas creen que distinguen a R. Cristal dentro del mundo de la cristalería?

Entiendo que a nivel nacional nos distingue el hecho de que tratamos de estar siempre a la vanguardia, interpretando lo que pide el mercado y acompañando esa demanda. En 2007, por ejemplo, cuando el vino estaba en auge y se hacían grandes inversiones en el rubro, fue el momento donde mas desarrollos de nuevos productos realizamos, desde copas negras y vasos para vino hasta mini decanters para una copa, por ejemplo, todos fueron muy innovadores. Luego, nos interesamos por las experiencias, y para ello comenzamos a pensar en copas sensoriales, esta linea, fue integrada por copas negras, plateadas de distintas tonalidades. Tiempo después y con la crisis actual, entendimos que debíamos incorporar vidrio, no solo producir cristal; eso nos ayudó mucho y permitió a nuestros clientes seguir haciendo promociones. Otra innovación tiene que ver con los espumantes, cuyo desarrollo viene siendo enorme: los enólogos hacen un trabajo lindísimo dentro de cada botella, y de repente se sirve en una copa flauta donde se pierde todo. Hace unos años comenzamos a mostrar copas diferentes para espumosos, de otro tipo, más similares a las del vino En ese sentido, hemos desarrollado cinco modelos de copa diferente. 
Nos caracteriza eso: la capacidad de leer el mercado y anticiparnos con productos que acompañen una situación y garanticen que el cliente sienta que tiene lo que necesita en ese momento.


¿Cuál dirías que es la filosofía de la empresa?

Si bien tenemos clarísimo que vendemos copas, vasos y todo lo demás…. nuestro principal producto de venta no es un producto, sino un servicio. Vendemos servicios, y debemos entender la necesidad del cliente para poder satisfacerla. No es solamente vender una copa, sino entender qué durabilidad va a tener, dónde va a estar puesta, qué uso se le va a dar, etc. Nos importa brindar el producto que sea más adecuado, y esto hace que los clientes se sientan conformes, a gusto, y nos consideren un referente al que pueden consultar en todo momento. Nos preocupamos mucho por la eficiencia, algo que funciona muy bien a nivel mayorista y que estamos trabajando para llevar al mayor nivel posible en lo minorista. Esto acompañado de innovación y la mayor vanguardia posible.


¿Cuáles son algunas de las cosas que muchas personas desconocen a la hora de comprar o usar una copa?

Creo que en realidad pasa lo contrario: la gente tiene demasiada información respecto a ciertas cosas. Nosotros tratamos de dismitificar algunos temas y bajarlos a algo más terrenal, que es el hecho de tomar una bebida, y punto. Si bien tenemos una copa para cada variedad de vino, cocktail, agua, cerveza, etc., entendemos que debemos ser claros en el mensaje, y que la persona tiene que estar tranquila con lo que se lleva. El recipiente que adquiere, debe que ser versátil, y tener la cualidad de no ser para una única bebida; estamos en contra de eso, ya que esto aleja al consumidor. Nosotros buscamos bajar un poco esa sobre información que a veces traen los clientes, preguntándoles cuál es la situación en la que van a utilizar la copa, qué les gusta tomar… Les acercamos las posibilidades para que entiendan que una copa o un vaso pueden tener mil usos. Queremos que comprendan que a veces lo que tienen en sus casas puede combinarse con lo que se llevan del local. Con lo que sí suelen tener un desconocimiento absoluto es con todo lo relacionado al lavado de las copas y con el proceso de fabricación.


¿Qué nos podés contar sobre ese proceso?

En Argentina, el proceso de fabricación no está mecanizado, sino que es artesanal. Se hace con caña, sopladoa pulmón, y esto hace que no todas las copas sean iguales: pueden tener burbujitas, o pequeñas rayas, además de diferir en altura; pero todo tiene que ver con el proceso. Cuando explicamos esto a nuestros clientes, suelen quedar impactados y empiezan a mirar las copas con más cariño. Si bien nosotros tenemos doble proceso de calidad, uno en fábrica y uno en depósito, siempre hay un margen de tolerancia, y está bien poder comunicarlo.

Es bueno aclarar, además, que muchas veces nos acompañamos de productos importados: tenemos, por ejemplo, la representación a nivel local de dos líneas muy exclusivas de la empresa francesa Chef&Sommelier, integrada por la esquisita linea, la Reveal Up, la misma se encuentra homologada para el Mundial de Sommeliers. Contamos con la misma desde el ano 2016, desde que fue el Mundial en Mendoza, logramos hacer un acuerdo con Francia para poder comercializar estas copas, y son las que se utilizan hoy en día en ferias y degustaciones premium, como las del Club Cuisine&Vins. Es una copa muy buscada. Además hay otra línea, más clásicas pero muy especiales, porque tienen tecnología de altísima resistencia. Se rompen, claro, porque son de cristal, pero tienen una durabilidad mucho mayor a la media.




Etiquetas
Categoría Buena Vida

Comentarios