Burbujas delicadas, bocados virtuosos

La tradición del amuse bouche en la restauración francesa es hoy redimida y puesta en valor por el champán Baron B en algunos restaurantes selectos porteños.

Por Cristina Goto 

Baron B y 8 restaurantes top de la ciudad recrean los amuses bouches con una copa de espumante (diseñada especialmente para la marca), espléndida tradición francesa de bienvenida que entretiene el paladar de los comensales. Participan de esta propuesta creativa, vigente hasta fines de diciembre: Pura Tierra (Martín Molteni), Resto (Guido Tassi), Fleur de Sel (Jean Baptiste), BASA (Pablo Campoy), Duhau Restaurante (Antonio Soriano), Chila (Soledad Nardelli), Le Grill (Agustín Basualdo) y Oviedo (Ramón Chiliguay). Para esta acción cada chef diseñó sus amuses bouches y los sirven con una copa de Baron B Extra Brut.

¿Qué es un amuse bouche? Es una amenidad ofrecida, previa a la comida. El chef debe mostrar su arte en un bocado y lo sirven con una bebida. Jean Georges Vongerichten, dijo de esta elaboración: "Es la mejor prueba para que un cocinero virtuoso exprese sus grandes ideas en mini creaciones".

“Los amuses bouches conquistaron su lugar durante la nouvelle cuisine francesa”, afirmó Hugo Le Biez, Brand Manager de Baron B en la Argentina, que agregó: “Es para nosotros un verdadero placer trabajar junto a algunos de los mejores chefs de Buenos Aires, que se inspiraron en nuestro espumante, para crear auténticas delicias.”

Cada bocado es el resultado de un proceso de ensayos y exploraciones, tan complejos como en cualquier plato, en los que el cocinero refina su arte hasta lograr una elaboración original, audaz y de carácter.

En los años ‘60, el Baron Bertrand de Ladoucette descubrió la vocación francesa de la sociedad de Buenos Aires. Y por esa tendencia afirmó que los consumidores bon vivant demostrarían su filiación sin demora al champán. El enamoramiento fue tan grande a esta bebida de burbujas delicadas que por décadas al lado del vino lideran el consumo, en esta ciudad.

De ahí, que no llama la atención, que el espumante elaborado en homenaje a este protagonista de nuestra vinicultura “Baron B”, en su nombre y en su historia, desarrolle un programa para poner en valor en nuestra ciudad una costumbre francesa de la alta cocina: “Les Amuse Bouches de Baron B”.

En cada restaurante, los comensales encontrarán una propuesta distinta elaborada por el chef del restaurante, presentada en una bandeja especialmente diseñada para generar un ritual de servicio de Baron B. Por ejemplo en BASA, el chef Campoy ofrece un gravlax de trucha con palta, pan y pan con semillas; uno de caracú (pero es tuétano) con pan italiano, perejil, dressing de alcaparras y lemon confit; y el tercero es queso frito con salsa de palta. Y en Oviedo Restaurante, el chef Chiliguay, sirve un tartare de tomate con langostino y una tostadita con bresaola. Muy ricos todos.

Tres frases profundizan el sentimiento bon vivant de Baron B en su manifiesto empresario. Ellas son:

·         Creemos en los detalles, en los cuidados obsesivos y en la búsqueda implacable de la calidad.

·         Creemos en la magia del encuentro entre elegancia y audacia.

·         Creemos en el misterio, en la sensualidad y en el trabajo irremplazable del tiempo.

Etiquetas
Categoría Maridajes

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios